Una de las habilidades sociales más difíciles de dominar para los seres humanos es la capacidad para coordinarnos con otros. Todo sería más sencillo si fuéramos los únicos actores en el escenario, que los recursos disponibles fueran extraordinarios y variados, y que además todos pensáramos igual para que no existieran conflictos.  Pero no ocurre así en la realidad. La presencia de otros con sus propias agendas y en un ambiente de restricción de recursos, obliga a pactar y a unirse para sobrevivir y eventualmente triunfar en la consecución de las metas.

Read More »