Por Eliana Orozco

 Si indagas y rebuscas en el pasado, alguna persona habrá hablado mal de quienes nos llamamos feministas, sin fundamentos o bases en su sentencia final, y muchas sin saber qué decir al respecto, nos quedamos con esa idea, crecimos con esa creencia de que las feministas eran mujeres histéricas que hacen mucho alboroto para llamar la atención y ante la leve pronunciación de la palabra, viramos los ojos con desaprobación.

Me pasó, yo estuve allí, en una encrucijada dónde sólo habitaba el desconocimiento, sin saber qué responder a quiénes me refutaban sobre alguna idea feminista o sobre algún concepto errado, de esos que suele tener la sociedad sobre esta incansable lucha que tenemos y debemos hacer todas las mujeres. Pero hoy tienes la oportunidad de buscar información, leer en toneladas de páginas, conversar con mujeres de diferentes culturas y países, para derrumbar la barrera del desconocimiento y asumir juntas el poder que tenemos.

¿Por qué debemos hacerla todas las mujeres?

Gracias a la creciente tecnología tenemos al alcance disminuir esa brecha que nos separaba de saber algo que a todas nos compete, algo que es imprescindible y no podemos desligar de nuestra existencia, porque si naciste mujer, eres feminista. Sí, así que bienvenida, si nadie te lo había dicho, es hora de que lo asimiles, porque es innato en nuestro quehacer diario serlo: si eres madre, si estás casada, si eres soltera, si trabajas, si estudias, si tienes hijos, si no tienes hijos, si eres ama de casa o astronauta, eres feminista.  Porque cada día, sea visible para la sociedad o no, estás luchando contra algo, estás haciendo cosas que antes eran impensables hacerlas siendo mujer.

¿Por qué debo ser feminista?

Porque aún en un mundo tan desarrollado tecnológicamente, una inmensa cantidad de mujeres no disfruta de lo que tú puedes decidir hacer hoy. Porque por muchos años nos silenciaron y quitaron el poder de nuestra voz, nos dijeron para qué servíamos y con eso vivimos por más tiempo del que me gustaría creer, y hoy que podemos usar este poder juntas y unidas, en una sola voz, muchas deciden obviarlo, ocultarlo, menospreciarlo. Sin saber que unidas podemos hablar por aquellas que aún no tienen permitido hacerlo, aquellas a las que se les dice cuántos hijos deben tener, con cuál hombre se deben casar, que no pueden trabajar, que si trabajan debe ser en lo que ellos consideren pertinente, que no pueden desobedecer a los hombres, a quiénes se les arrebata su juventud, se les quita la posibilidad de estudiar, de pensar, de opinar y eliminan con estas prohibiciones, restricciones e indicaciones, todo el potencial que sabemos que tenemos todas las mujeres. La historia es nuestro mejor ejemplo del Poder que tiene una mujer, ahora imagina el Poder que tiene una mujer aliada con todas las mujeres del mundo, imagina el cambio que haría eso en la historia de la humanidad.

¿Aún no sabes para qué ser Feminista?

Si hasta el momento, sigues dudando sobre llamarte feminista, te invito a conocer su verdadero significado: el feminismo es un movimiento social que exige la equidad tanto para las mujeres como para los hombres. ¿Por qué resalto equidad? Porque es diferente a pedir igualdad.

La igualdad habla de que todos deben tener lo mismo, sin conocer su contexto y necesidades, en cambio la equidad se fundamente en otorgar a cada persona (no sólo mujeres) lo que merece según sus necesidades. Por lo que también debemos entender que el Feminismo no es el opuesto del Machismo, ya que este último se basa en una teoría de inferioridad, en cambio el feminismo incluye los derechos de las mujeres, así como también el de los hombres.

¿Por qué aún existen mujeres que no quieren ser feministas?

Esto se debe a una creencia que se instaló hace mucho tiempo, que hizo creer a hombres y mujeres, que el feminismo se trataba de que las mujeres eran mejores que los hombres y es por esto que muchas mujeres deciden no llamarse feministas, por una idea antigua y obsoleta, gracias a la cual serlo representa ser una persona agresiva e incluso poco atractiva. Este es el mejor momento para cambiar esta idea errada, que tiene como único propósito separarnos entre nosotras y separarnos de los hombres y personas que no son afines a ningún género. Todos somos partes fundamentales de esta lucha, porque si todos vivimos en este mundo y compartiremos en el por mucho tiempo, lo mejor es que convivamos en Paz, con derechos equitativos para todos.

Feminismo es inclusión, es unión, es equidad. Si quieres equidad, eres feminista. 

 

 

Author: Eliana Orozco Guariguata

Odontóloga | Locutora | Community & Content Manager | Mujer de Letras | Soñadora | Feminista | Venezolana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One thought on “¿Por qué tienes miedo de llamarte Feminista?

  1. Excelente artículo. Todo claro y preciso de explicar, definitivamente uno de esos artículos que te hacen razonar y querer compartir con más personas el gran poder de ser feminista.
    Gracias por esas letras.

    Posted on Noviembre 12, 2017 at 12:35 pm