Por Emily Camejo

El empoderamiento de las mujeres juega un papel clave, hoy en día. Para crear economías más fuertes, lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y mejorar la calidad de vida de las familias y comunidades, es fundamental empoderar a las mujeres y darle una participación más  activa en la vida económica, en todos sus sectores.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es importante enfocarse en el empoderamiento de la mujer, ya que todos los gobiernos de la región han ratificado la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.  La labor del BID, en esta área, ayuda a sus países miembros a cumplir con sus compromisos con la CEDAW (por sus siglas en inglés).

La igualdad de género contribuye a la reducción de la pobreza, genera mayores niveles de capital humano para las generaciones futuras, y mejora la efectividad en el desarrollo de las inversiones públicas. Estudios realizados en la región de América Latina y el Caribe han demostrado que el aumento de la participación femenina en la fuerza laboral puede dar lugar a un crecimiento del ingreso per cápita y a la reducción de la pobreza. Además, las experiencias con las transferencias monetarias condicionadas (TMC) en Brasil, México y otros países de la región, han demostrado que las mujeres dedican un mayor porcentaje de sus ingresos a la educación, la salud y la nutrición para el hogar, reduciendo, así, la transmisión intergeneracional de la pobreza.

El sector privado es un socio clave en los esfuerzos de promoción de la igualdad de género y del empoderamiento de la mujer. Empresas como Kellogg, Nestlé y Walmart son un modelo a seguir para la promoción de la igualdad en la industria; pues han integrado políticas y acciones logrando que el tema se vuelva parte incluso de su filosofía.

Las investigaciones recientes demuestran que la diversidad de género ayuda a las empresas a mejorar sus resultados, y señalan que el interés personal y el interés común pueden ir de la mano. Las mujeres tienen un papel fundamental que desempeñar en todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con muchas metas que reconocen, específicamente, la igualdad y el empoderamiento de las mujeres tanto como un objetivo como parte de la solución.

Es por ello que desde la Asociación Civil Empoderarse, promovemos y desarrollamos iniciativas, programas, proyectos sociales, de responsabilidad social, responsabilidad social empresarial, así como políticas institucionales y empresariales de igualdad de oportunidades, igualdad y equidad de género para el empoderamiento de las mujeres. Estamos convencidas de que el sector privado tiene un papel clave dentro de la sociedad; ya que a través de la RSE se pueden diseñar programas que impulsen las capacidades de las mujeres y promuevan la igualdad dentro de las empresas, con el fin de lograr cambios efectivos sostenibles en sus vidas, familias y sociedad.

Author: Emily Camejo

Abogada, Activista y Defensora de los DDHH de las Mujeres
Directora de @Empoderarse
Asesora en @Fundacionsonrisasunidas
Asesoría y apoyo a ONG´S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *