Publicamos este artículo de parte de una lectora que por los momentos quiere mantener su nombre en reserva, ya que siente que su situación ha sido incomprendida. Lo comparte para identificar si otras amigas han pasado por lo mismo y desde FeminismoINC le hacemos el enlace.

Mi vida y la endometriosis

Todo comenzó cuando a los 12 años llego mi primera menstruación, recuerdo que fue todo un acontecimiento pues ya era la “Señorita de la Casa” algo que para mí no fue tan cómodo porque toda la familia se había enterado. Pasaron los meses y no fue tan regular como se esperaba, en mi primera visita al ginecólogo como a los 13 años me examinaron y al parecer ese descontrol era normal. Llegaron los 22 años y con ella la decisión de cuidarme con pastillas anticonceptivas durante unos 4 años, todo marchaba bien hasta que la situación en el sistema de salud comenzó a agudizarse, ya no se conseguían medicinas y muchos menos pastillas anticonceptivas, me tocó cuidarme cada vez con lo que conseguía, teniendo como consecuencia un adelanto menstrual acompañada de una hemorragia que con los días cedió. Desde allí nada fue como antes, cada mes venía con cólicos incapacitantes por 3 días que no me dejaba hacer mis responsabilidades, con ella cambios de humor (Rabia, nostalgia, tristeza) dolores de cabeza, en las caderas y fatiga, todo esto lo viví por lapso de un año y medio.

En febrero (2017) me vino como siempre y esta vez el dolor se quedó, solamente un tramadol  (analgésico) lo calmaba y como siempre he conocido mi cuerpo sentí que algo no andaba bien, llegue a emergencia y fui evaluada a través de un ultrasonido intravaginal donde el primer diagnóstico era un gran teratoma que media un aproximado de 6cm, una noticia no tan agradable porque el Doctor me indicó que debía hacerme una cirugía lo más pronto posible y que tal vez tenía que retirar el ovario izquierdo, salí de allí y toda mi mente se nubló no encontraba respuesta a tantas interrogantes ¿Cómo pasó? ¿Cuándo? ¿Y ahora?

Fui a solicitar mi cita acompañada de una referencia por un Doctor maravilloso al cual agradezco enormemente por todo su profesionalismo y apoyo. Mi cirugía había sido programada para el mes de mayo, eso implicaba tener que aguantar dos meses y unos días más el dolor que solo el tramal calmaba por ratos. En esos meses traté de ocupar mi mente en trabajo y otras cosas para no pensar sobre lo que venía. Llegó el día 15 de mayo e ingresé al Hospital donde fui monitoreada cada dos horas por un personal de enfermería muy amable y con vocación. Al día siguiente justo a las 5:00am me informan que sería la primera en ingresar al salón de operaciones y que debía estar lista,  pronto venía a buscarme el camillero. Llegaron las 6:30am tocaron la puerta y recuerdo que dijeron “Vengo a buscar a la paciente” en ese momento recuerdo que respire profundo le di un fuerte abrazo a mi mamá (Quien me ha acompañado siempre) y le dije “Te amo, ya vuelvo”.

Ingresé a la sala de espera donde había un frio terrible y pronto vinieron por mí  porque ya todo el equipo estaba listo para iniciar, recuerdo que solo me dijeron que contara hasta 3 y luego pasaron dos horas de cirugía.

Comencé a despertar en la sala de recuperación y una enfermera me dijo “Ya te operaron, todo salió bien y no hubo necesidad de sacar tu ovario”, sentí un alivio enorme y dije dentro de mi “Gracias Dios”.

Pasaron los días de recuperación y volví al control con el Doctor  en donde me indicó que mi diagnostico final fue ENDOMETRIOSIS, una enfermedad que no se cura y solo puede controlarse, admito que esta nueva noticia  trajo más preguntas, ansiedad e incertidumbre, porque no sabía lo que era o lo que me tenía que enfrentar de ahora en adelante. Comencé tratamiento con Visanne (único medicamento que existe) por unos seis meses y aquí voy poco a poco, asimilando y aprendiendo a vivir con la endometriosis.

¿Qué es? Causas y síntomas. Pueden leer en:

http://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/endometriosis

Mensaje

Lo importante es que actualmente hay asociaciones y movimientos que informan sobre esta condición, la cual decidí llamar así. En Panamá existe la Asociación de Endometriosis Panamá (www.aenpa.com) quienes informan y educan para un diagnostico a tiempo. También hay terapias psicológicas en donde cada una pueda contar lo que vive día a día, como cambia la vida después del diagnóstico, la incomprensión en el ámbito familiar, laboral por no conocer la condición y todo lo que implica para quien la padece.

A ti mujer, ¿Sientes cólicos incapacitantes todos los meses? ESTO NO ES NORMAL.

Hoy me doy cuenta de lo fuerte que he sido durante todo este tiempo.

Soy una #EndoGuerrera.

Déjanos tus comentarios por aquí! o en nuestras redes @feminismoinc Twitter, Facebook e Instagram

Author: Susana Reina

Psicóloga. Magister en Gerencia de Empresas. Coach Ontológico Empresarial.
Vicepresidenta de Desarrollo Corporativo Grupo Multinacional de Seguros
Directora Fundadora de FeminismoINC. Venezolana.
Feminista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *