«Cualquier mujer que entienda los problemas de llevar una casa

está muy cerca de entender los de llevar un país».

Margaret Tatcher

 

Siempre he pensado que el mejor perfil para contratar en una Empresa es el de una madre. Si era soltera, mejor. De verdad. A las que me tocó entrevistar siempre les percibí un especial brillo en los ojos, unas ganas de comerse al mundo y un empuje vital que no veía en otras, ni en otros. ¡Y es que un hijo es una motivación super poderosa para triunfar, trabajar, esforzarse y hacer todos los sacrificios del mundo!

Estas madres han tenido que desarrollar competencias y destrezas muy especiales para mantener los diferentes roles que la sociedad les ha asignado. No vamos a analizar aquí lo injusto y desigual que esto es, porque queremos celebrar el Día de las madres, pero hay que tener en cuenta que se requiere mucha energía y capacidad para poder con tanto.

Le preguntamos a 19 Ejecutivas de las Empresas del Grupo Multinacional de Seguros en Venezuela, Panamá, Curacao y Puerto Rico, cómo el ser madres las ha ayudado en su función gerencial y supervisora. ¿Tener hijos y manejar un hogar al mismo tiempo que se trabaja/estudia las ha ayudado a alcanzar mejores resultados laborales? ¿Deberíamos contratar o promover a más madres a posiciones gerenciales?

Aquí están las respuestas de estas madres gerentas, acompañadas de fotos con sus hijos e hijas, que espero sirvan de inspiración para las generaciones de relevo y para que muchos hombres desarrollen la empatía que se requiere para balancear y distribuir de manera más equitativa las responsabilidades laborales y familiares.

¡Gracias a todas por sus testimonios!

VIRGINIA TORRES/ ESPECIALISTA RRHH/ MULTINATIONAL PUERTO RICO

Diría yo que comencé a ser madre a muy temprana edad ya que tuve que criar y velar por el bienestar de mis dos hermanos menores; los cuales al día de hoy son dos hombres trabajadores. Esto mientras estaba estudiando en escuela intermedia velando por que mis calificaciones siempre se mantuvieran y trabajando lo que acá en PR se llaman “chivitos” para poder ayudar con los gastos del hogar.

Quedé embarazada a mis 20 años de mi hija y a los 21 (si rápido lo sé) quede embarazada de mi hijo. Estuve seis años cuidando de mis hijos y manejando un cuido de niños en casa con ocho niños adicionales.  En un momento crucial de mi vida tome la decisión de que ya era hora de irme a ejercer la profesión que estudié y demostrarle especialmente a mi hija que una mujer puede ser una buena madre y profesional a su vez.  Y a mi hijo que una mujer no nació solo para cuidar del hogar.

No ha sido fácil, ser madre trabajadora es un trabajo arduo.  Es desarrollarse mientras encaminas y ayudas a desarrollar a otro ser humano y encaminarlo a una vida exitosa y con valores.  Ser madre me ha ayudado a desarrollar una mejor inteligencia emocional, a ser más empática con mis compañeros de trabajo. Me ha ayudado a trabajar situaciones delicadas con firmeza, pero controlado.  Me ha ayudado a ser más organizada tanto en el hogar como en el trabajo, para que el diario vivir fluya mejor y saludablemente.

Entiendo que si deben de contratar y promover más madres en posiciones gerenciales; el ser madres no las excluye de ser candidatas excepcionales.  El llegar simplemente a considerarla demuestra que esa mujer a pesar de tener dos vidas, ha luchado por escalar montañas y llegar a ocupar un puesto con poder. Recuerden que una madre profesional no trabaja para ella sola, trabaja para ella y sus hijos.

Ahora que soy madre de dos adultos jóvenes de 22 y 21 años, sé que me queda mucho por hacer y desarrollarme más; los deseos de crecer profesional y personalmente no se pierden hasta la muerte.  Ahora es mejor tengo dos “cheerleaders” que me retan a seguir alcanzando metas.

ANETTE IGLESIAS/ COORDINADORA NÓMINA Y COMPENSACIÓN/ ASEGURADORA ANCÓN

Con la llegada de mi bendecido Víctor Manuel, la vida me cambió totalmente, día a día disfrutando y aprendiendo, teniendo en cuenta que no hay horarios ni días libres ni festivos, reemplazando la palabra Yo por el Nosotros y saber que alguien depende el 100% de ti. Pero al ingresar de mi licencia de maternidad fue duro, claro la falta de experiencia y ver que a mis 43 años el reto era grande.

Al inicio el rol de ser madre combinado con ser esposa, ama de casa y profesional me costó, siempre tensa, estresada, casi sin dormir, sencillo no me alcanzaba el tiempo para cumplir con tantas tareas diarias de madre, por lo que un buen día hice un alto y me dije que, si he podido desempeñarme en tantos roles cómo no hacerlo con el más bello e importante, entonces decidí organizarme y escribir una lista de prioridades.  Este nuevo rol me ayudó grandemente a ver las cosas desde otro punto de vista, a controlar mi carácter, tener mayor paciencia y comprensión en ciertos aspectos, y como dije anteriormente la organización fue la palabra clave para lograrlo. Como sabemos el ser mujer es la creación perfecta de Dios, porque podemos llevar en nuestros hombros muchas responsabilidades y retos (sin quitar mérito al hombre) pero al ser más fuertes, perseverantes, luchadoras, positivas, inteligentes, tenemos la capacidad de hacer varias cosas a la vez y por ende podemos llevar con éxito / responsabilidad no sólo en puestos gerenciales sino también en altos cargos gubernamentales.

Mis felicitaciones a todas esas mujeres que son trabajadoras y aun así no dejen de ser soñadoras.

NATHALIE BREIDEL/ SENIOR UNDERWRITTING STAFF/ ASKA INSURANCE, CURACAO

Soy madre de un hijo hermoso de 8 años de edad. Ser madre viene con muchas responsabilidades diferentes. Con el fin de cumplir eficientemente con estas responsabilidades es muy útil ser capaz de priorizar y también ser multitasking en la vida. Tómese el tiempo para las cosas que son importantes en la vida y vierta su corazón en él, pero mantenga su ojo en la bola para que las cosas sigan funcionando sin problemas. Eso es lo que nosotros madres tenemos que hacer, todos los días de nuevo.

Lo mismo ocurre con su trabajo. Sea cual sea tu función, hazlo con dedicación, hazlo con tu corazón. Trate de sobresalir en ella, tenga orgullo en lo que está haciendo y no pierde el foco en las cosas que son más importantes. Esto es lo que me ha ayudado a ganar la posición que tengo hoy. Las madres tenemos un instinto maternal que nos guía a lo largo de nuestras vidas personales. Yo personalmente creo que todos podemos beneficiarse de ella en el piso de trabajo también.

Espero que mis palabras hayan inspirado a algunos de ustedes y les deseo a todos unos felices días de la madre ♥

 

SOLY SÁNCHEZ/ GERENTE DE PRODUCCIÓN CARACAS/ MULTINACIONAL DE SEGUROS

Comencé con apenas 15 Años, no tenía ni la más somera idea de lo que era el mercado laboral, pues crecí en un pueblo donde lo que me enseñaba mi padre era agricultura, y su educación fue machista: no se hacía a la idea de que las mujeres trabajaran, realmente esto fue lo que me inspiró a querer estudiar y desarrollarme y salir en busca de otro futuro. Con el apoyo de mi madre estudiaba a escondidas en INCE TURISMO que posteriormente me sirvió para trabajar mientras estudiaba.

Fue entonces cuando tomé la decisión de irme de mi casa, era hora de buscar otro futuro, fue un camino muy largo donde conseguí personas muy buenas que creyeron en mí y me dieron oportunidades que nunca desaproveché.

Luego tuve mis hijas y la visión, los objetivos y las metas comienzan a ser diferentes, los enfrentas con madurez, con responsabilidad y siempre viendo hacia el futuro, sabía que tenía que continuar estudiando para lograr algo mejor para ellas, y nuestro futuro como familia.

Y ser madre ejecutiva, puede haber sido uno de los  retos más difícil de alcanzar, pero con Organización, Perseverancia, Constancia Optimismo, y siempre mirando hacia adelante, ya no por mi futuro como persona o ser humano, si no como ejemplo para mis hijas, que  aunque en muchas oportunidades he sentido que tal vez no he estado  cumpliendo como es debido con mi rol de madre, por la culpa de tener que dejarlas muy pequeñas para trabajar o no disponer del tiempo que quisiéramos.

Pues no es nada fácil estar recargada con la responsabilidad de una casa y 2 hijas que criar, educar y mantener sobre todo tan joven y sin experiencia, adicional a la responsabilidad laboral que debes cumplir cuando asumes el reto.  Debemos ser ejemplo de lucha y perseverancia para nuestros hijos.

JENNIFFER FONSECA/ SUBGERENTE EMISIÓN BACK-FRONT OFFICE & LOGÍSTICA/ ASEGURADORA ANCON, PANAMA

Empecé mi camino laboral desde muy joven y de la mano con el rol de ser madre, siempre con la meta de llegar a un puesto gerencial, supe lo que era tener que esforzarme el triple para cumplir con mis obligaciones, atender a mi hijo, asistir a la universidad hasta las 09:00 p.m. y cumplir con mi horario de trabajo que en aquel entonces iniciaba a las 07:00 a.m. fue difícil pero no imposible.

Hoy día, tengo 3 maravillosos hijos los cuales el mayor está en la universidad y las 2 pequeñas en primaria y cada uno necesitan de mi atención y comprensión.  Es allí en donde al tener que dirigir un equipo de 21 colaboradores siempre trato de ponerme en el rol de cada uno de ellos, comprender que no todos los días llegaran con el ánimo o las ganas de dar el 100% pues, así como yo tuve contratiempos y sigo teniendo, por más que trate de organizarme, ellos también los tienen, tratando siempre de no dejar a un lado que nuestra principal meta como departamento es dar una atención de calidad tanto a nuestros clientes internos como externos.   Soy fiel creyente del trabajo en equipo por eso trato de motivarlos a que entre compañeros se apoyen dándoles como lema “No importa quien actualice la factura, lo principal es que se entregue con prontitud y calidad. Esa es nuestra mejor carta de presentación”.  Cuando se me acercan a solicitar un permiso o bien no logran llegar a tiempo por algún tema familiar siempre les digo que yo también soy madre, esposa, hija, hermana y colaboradora por lo que sé y comprendo que no siempre se puede cumplir con todos y en ocasiones debemos saber poner la balanza entre lo personal y lo laboral, pues sin trabajo no podemos cubrir todas las necesidades de nuestras familias, pero tampoco podemos dejar nuestra familia en segundo plano.  Leí esta frase y en adelante será mi norte:

“Ningún éxito en la vida compensa un fracaso en el Hogar”. .. David O. Mckay

CRUZABEL AROCHA/ ACTUARIO / ASEGURADORA ANCON, PANAMA

Yo fui Gerente antes que mamá por eso cuando regreso de mi post-natal al trabajo, con mi bebé de 3 meses, me sentí abrumada al principio porque me era difícil desprenderme de mis ocupaciones de mamá a tiempo completo, ceder esa responsabilidad a terceros, (el tercero era mi mamá que mejor cuidadora imposible…hasta mejor que yo) y retomar mi ritmo de trabajo nuevamente. Sin embargo, después de un par de semanas ya había logrado estabilizarme física y mentalmente con las dos funciones y cuando llegó mi segunda hija fue mucho más sencillo; eso sí, siempre con ayuda de terceros, esposo, mamá, suegra, tías…

Ser madre, te hace madurar y tener un propósito adicional de vida, aunque sea temporal porque los hijos tarde o temprano agarran vuelo (ojalá así sea… jeje). Y madurar, dentro del ámbito laboral, me refiero a pensar mucho más en estabilidad, superación, reconocimiento público como valores asociados a que seas el mejor modelo para tus hijos y darles la mejor calidad de vida que puedas.

Ambas tareas, la de ser mamá y dirigir un equipo de trabajo tienen muchas cosas en común y creo que ambas labores se retroalimentan. Yo fui mamá de mis colaboradores antes que de mis hijas. Yo creo firmemente que las mamás en el trabajo tienen una ventaja competitiva con respecto al resto de los que conviven en una empresa, practican fuera del ámbito laboral con la mayor responsabilidad y la más genuina actitud las funciones gerenciales; liderazgo brindándole la mayor confianza a nuestros hijos y siendo su primer modelo de vida, planificamos todos los días (tareas, merienda, limpieza del hogar) y también a largo plazo (viajes, economía del hogar), coordinamos los deseos colectivos en la casa (somos réferis en las peleas de nuestros hijos) y alineamos a nuestros esposos, hijos y también a la familia ampliada para un fin común. Como último, y no menos importante, ejercemos la función de control estableciendo normas de convivencia en el hogar y hacemos que se cumplan; muchas veces somos las malas de la casa…no es mi caso.

A los encargados de promover a las mamás a cargos gerenciales les pido que no tengan dudas que ya hay una gran experiencia previa y razones muy importantes para querer ser las mejores.

FRANCELINA PERNÍA / GERENTE DE CONSERVACIÓN DE CARTERA/ MULTINACIONAL DE SEGUROS

En mi opinión digo que sí, que es bueno contratar o promover a más madres a posiciones gerenciales. A veces se piensa en una entrevista de trabajo que, si una candidata es madre, esto “impedirá” que cumpla en un momento dado un excelente rol en su vida laborar. Que los niños SEGURAMENTE quitarán tiempo valioso a esa candidata. Que los permisos serán constantes y por ende serán muy frecuentes sus ausencias. Particularmente yo pienso lo contrario. Siempre he apostado que en la mayoría de los casos no es así.

Cuando una mujer, siendo ya madre, busca un trabajo y desea incorporarse al mundo laboral, a diferencia de un hombre, tiene otros objetivos en la vida. Considero que uno de ellos es darles estabilidad a sus hijos sin depender de un hombre para lograrlo. Aunque suene “mujerchista” jejejeje.

¿Cuál ha sido mi experiencia como madre y trabajadora a la vez? he aprendido a que se pueden hacer las dos cosas al mismo tiempo, hasta tres si hay que retomar estudios, tal y como me tocó a mí. En mi trabajo he obtenido buenos frutos, mucho aprendizaje, y también he conocido generaciones de relevo que me han ayudado en mi vida hogareña, al igual que yo a ellos (eso espero). Saber cómo piensan, como actúan, que esperan de la vida y estos conocimientos aplicárselos a mis hijas, ha aminorado los alcances de la adolescencia en sus vidas… o mejor dicho en la mía. Hoy día las veo independientes, emprendedoras y aplicadas en lo que cada una ha decidido hacer. Considero que tanto ellas como yo, de manera recíproca, hemos aprendido cosas maravillosas en nuestras vidas personales y laborales. Quizás en el camino hemos perdido algunos detalles…

¡Todos los días al levantarme le doy gracias a Dios por mi trabajo, y por darme la oportunidad, no sólo de recibir, sino de seguir aportando todo lo que he aprendido e mi generación de relevo! ¡Saludos para todas y FELIZ DÍA DE LAS MADRES!

GILMA ARIAS/ GERENTE SUCURSAL BARQUISIMETO/ MULTINACIONAL DE SEGUROS

Desde muy joven estudiaba y   trabajaba cuando me tocó el momento de ser madre a los 24 años. Nunca me dio temor asumir el rol de  madre y trabajadora; a los 27 años tuve mis segundo hijo y seguí adelante con mis planes, nunca me dio temor dejar a mis hijos mientras yo crecía como persona y trabajadora ;  ya trabajando en Multinacional de Seguros acepté un ascenso de cargo,  reto que tenía como sacrificio dejar durante dos meses  a mis hijos pequeños (de 5 y 2 años) mientras yo recibía entrenamiento en Caracas ; no dudé en decir que “Si” pues era parte de mi crecimiento en la empresa y mi persona. Por supuesto ese momento  el apoyo de mi esposo fue importante púes a él le toco estar pendiente de ellos en mi ausencia,  siempre sentí orgullo de que mis hijos me  vieran como una mujer trabajadora que diariamente se arreglaba para salir a ganarse el mundo, para mi ellos  han sido mi fuente de inspiración, considero que el tenerlos no ha sido una limitante para lograr escalar posiciones dentro de la empresa.                                                                                                                                                                  Para dar un buen ejemplo no es necesario pasar las 24 horas con los hijos, lo importante es que los momentos que se compartan sean de calidad y mucha comunicación.  Personalmente estoy muy orgullosa de mi rol de madre y por supuesto de mis hijos porque son personas emprendedoras, honestas, responsables, trabajadoras. Pienso que una mujer que tenga hijos está mucho más comprometida en salir adelante y dar lo mejor de ella para que sus hijos sean hombres y mujeres de bien.

YELITZA CRUZ MELÉNDEZ/ ASESORA LEGAL Y SECRETARIA DE JUNTA DE DIRECTORES MULTINACIONAL, PUERTO RICO.

Como proceso natural, procrear te trae madurez y responsabilidad. Pero cuando eres una madre trabajadora conlleva, además, la gran necesidad de organizar tu tiempo para maximizarlo.  Tienes que dividir tu tiempo entre los distintos roles que solo las madres podemos lograr. Somos doctoras, sicólogas, enfermeras, choferas, cocineras, amigas, hermanas, esposas, amantes, ejecutivas, jefas, hijas, amigas, madrinas, tías y muchas más. Al ver que no siempre se puede cumplir con éstas “como debería ser” atacan a la mente pensamientos de si realmente somos buenas madres. Surgen controversias internas entre el rol de madre versus el de trabajadora; una se cuestiona si el tiempo que le dedicamos a nuestros hijos/as es el adecuado, si es suficiente. Hoy día, luego de quince años de haber tenido a mi primer hijo, y de llevar 17 años en mi profesión, estoy convencida de que ser madre y trabajar fuera del hogar me ha ayudado a ser mejor tanto como madre, como abogada y supervisora. Ser madre me dio una perspectiva diferente de cómo ver a mis compañeros de trabajo, a ponerme en su lugar. Y ni hablar si es una mujer que tiene hijos/as; una la entiende y la empatía es inmensa. Luego de ser madre una puede ayudar, recomendar y aconsejar desde una perspectiva más profunda. Ser madre me ha ayudado a ser más organizada y estructurada que antes, porque las noches transcurren en un fino balance entre prácticas y juegos de voleibol, prácticas de baile, gimnasio y estudios de mis tres hijos, y mensajes y llamadas del trabajo a cualquier hora.  Pero he aprendido que esta “locura” de vida de la cual a veces me quejo de manera muy ingrata, me permite criar y mantener a mis hijos, ejercer la profesión que tanto amo y me llena; me permite mantenerme activa, alerta, viva. Mis hijos muchas veces me ven trabajar largas horas durante la noche y algunos fines de semana, y lejos de reprocharme me toman como ejemplo y hacen lo mismo a la hora de estudiar o practicar deportes. Somos ejemplo para ellos, al igual que lo podemos ser para nuestros compañeros de trabajo. Creo firmemente en que debemos contratar y promover a más madres a nivel gerencial, esto nutre la empresa con personas capacitadas, organizadas, fajonas que desean superarse para que a su familia le vaya bien. Mujeres con sensibilidad y empatía hacia los demás, capaces de resolver problemas “sin ahogarse en un vaso de agua” y sin quejarse. Así somos las madres.

GLADYS ROMÁN / GERENTE SUCURSAL PUERTO LA CRUZ/ MULTINACIONAL DE SEGUROS

Ser mamá es un súper poder. Ese con el que puedes lograr lo que te propongas. Antes de ser mamá el tiempo tiene otra perspectiva y la productividad mucho más. Quizás en muchas ocasiones se piensa que “no hay suficiente tiempo” para hacer muchas cosas.

Y por otro lado, se activa este “súper poder” para organizar todo y realizar varias tareas a la vez. Y es precisamente esa chispa extraordinaria, lo que nos permite como mujeres ser plenas y productivas en muchas facetas.

Tenemos la capacidad de ser una súper mamá, una súper mujer, una súper trabajadora, una súper líder. Ser mamá me ha permitido tener un norte claro en mi vida personal y profesional. Y sin dudas, es lo que me hace ser mejor persona.

 

JUDESCA BERNARDINA/ SENIOR UNDERWRITING STAFF/ ASKA INSURANCE, CURACAO

Fui bendecida con una familia de 2 hijas y mi esposo. Soy muy contenta y feliz con ellos. Teniendo a mi familia yo aprendí a ser más paciente, ser más amorosa, considerada y tener más confianza conmigo misma. Todos los días trato de aplicarlos y me ayudan mucho en mi casa, en mi función, mi trabajo en general para alcanzar mejores resultados laborales. Quiero decir a todas las madres que somos bendecidas con la habilidad de poder hacer muchas cosas a la vez y tener resultados exitosos.

Todo lo que hacemos con mucho AMOR y DEDICACION tendremos resultados garantizado. ¡Feliz día de las madres a todas las mujeres valientes del grupo!

JENISSE ROJAS/ GERENTE DE CONTABILIDAD/ SEGUROS GUAYANA

Ser Madre es el privilegio más grande que Dios me ha regalado, con la llegada de mi hijo a tan solo 23 años, tan joven, con miedos, con una carrera por terminar, con tantas ilusiones y una tremenda responsabilidad que estaba por venir, todo te cambia y lo visualizas desde otras perspectivas. En ese preciso momento y a medida que está creciendo ese ser en tu vientre, decides luchar, enfrentar y encarar la vida, apostar a ganar-ganar, enfrentas retos, te proyectas lejos, ambicionas mucho, y gran parte de esa ambición, era darme a conocer a nivel profesional, desarrollar mis habilidades y destrezas, aprender y crecer.

Para ello recorrí muchos lugares hasta que logré mi estabilidad laboral, con esfuerzo, entusiasmo, fe y templanza, aquí estoy hoy por hoy, laborando en C.A. SEGUROS GUAYANA desempeñando el cargo de Gerente de Contabilidad, con un equipo extraordinario, un área que me apasiona, día a día enfrento retos, y más con la situación país tan cambiante y vulnerable. Por esas razones me siento una Mujer afortunada, desarrollada y sobre todo Madura, capaz de superar cualquier obstáculo que la Vida me coloque en el camino. Sigo aprendiendo y superándome cada día por ser mejor ser humano, y enseñando a todo aquel que quiera aprender de mis conocimientos. Agradecida a Dios por haberme permitido ser Mujer y desempeñar los distintos roles que me han enriquecido: MADRE, HIJA, ESPOSA, y PROFESIONAL.

Gracias a FeminismoINC por considerarme y permitirme expresar lo orgullosa que me siento de SER MUJER.

NAOMI KELKBOOM-JANSEN/ ASSISTANT MANAGER LIFE & PENSION/ ASKA INSURANCE, CURACAO

En marzo 2013 comencé en Aska después de trabajar primero en una fundación como gerente y después en un consultorio de actuarios. Experiencias que me ayudaron y aun me están ayudando a completar a los trabajos. En 2014 toda mi vida cambió al casarme y en 2015 a tener a mi precioso regalo de Dios, mi hijo en convertirme en madre. El ser madre ayuda definitivamente en su función o profesionalismo. Tener un hijo y un hogar al mismo tiempo que se trabaja y haciendo un tutorial de un estudio actuarial no es nada fácil pero no imposible. Es netamente lo que te pone a ser más atento a los detalles. Más atento a manejar todo para que el resultado sea alcanzado.  Buscar el balance para que todo salga lo más bien posible. Las madres deberían ver la función gerencial y supervisora como un reto genial con experiencias que le ayudarán en su desarrollo profesional y su vida maternal.  Algunos aspectos que desarrollan son “Responsabilidad” y “Compromiso”. Hay muchos más por mencionar. Recientemente asumo la función de “Assistant Manager Life & Pension”, pero el reto no se acabó porque siempre hay más por alcanzar. ¡Fija una meta y alcánzala!

YAJAIRA RODRÍGUEZ/ VICEPRESIDENTA INFRAESTRUCTURA/ MULTINACIONAL DE SEGUROS

Ingeniero Civil, egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV) con especialización en Gerencia Ejecutiva del IESA -18 años en Multinacional de Seguros. Soy casada (32 años) y madre de 2 hermosas mujeres profesionales, orgullos de mi vida. Provengo de una familia conformada por 5 hermanos (3 mujeres y 2 hombres) y padres profesionales de la salud; de ellos aprendí infinidad de valores de vida y dar mi mejor esfuerzo en todo lo que haga.

Ahora bien, desde que mis querubines estaban en los primeros años del colegio, fue cuando tuve mayor conciencia de que yo era su modelo y ejemplo a seguir y eso me inspiró en querer ser cada día mejor profesional, madre, esposa e hija, por lo tanto mi conducta debía ser impecable en todos los ámbitos de mi vida; debía alinear aun más, el sentir con el pensar y el actuar, por ejemplo: si profesaba la honestidad, debía ser honesta, en el trabajo, hogar  y colegio. Al tener esta línea de pensamiento, acción y sentir, se facilitaron las labores en el trabajo y empecé a disfrutar, aun mas, todos los roles, Mujer, Madre, Esposa, Hija y Ejecutiva, ya que en cada uno de ellos, tengo continuamente diversos aprendizajes que me permiten crecer como persona.

También puedo decir, ser Madre y orientar a mis hijas, es similar a ser Ejecutiva, ya que al ser la misma línea de pensamiento, permite la transparencia en las acciones y toma de decisiones en el ámbito laboral, sin mencionar que agudiza la empatía y solidaridad con todos los compañeros de la empresa.

Reciban un Fuerte Abrazo de Luz

JOSLIN BACADARE / GERENTE DE ADMINISTRACIÓN/ SEGUROS GUAYANA

¡Feliz día para todas las Madres! Hoy quiero compartir con todas las mujeres, la maravillosa experiencia de ser profesional, con responsabilidades en cargos gerenciales y ser madre a la vez.

Todas las mujeres debemos enfocarnos en prepararnos, capacitarnos, en el área que a cada una le guste y con la práctica, desarrollar habilidades que nos permitan dar lo mejor. Cuando realizas las actividades que apasionan le pones más empeño, le sumas la emoción contribuyendo al logro de objetivos con esmero, dedicación y lo más importante sintiéndote bien, es una sensación de satisfacción que no tiene precio. Teniendo en cuenta el objetivo principal, trabajamos para obtener ingresos que nos permitan cubrir nuestras necesidades y ser independientes económicamente.

Para lograr un equilibrio en la vida familiar y profesional, hay que llegar a acuerdos en 1er lugar con la pareja de ser el caso o con los familiares con los que vives, planificar y distribuir las tareas es muy importarte. De esta manera no te sobrecargas y puedes realizar tu trabajo con tranquilidad.

Todos los días es el día de las madres, super-mujeres que diariamente atienden las labores del hogar, la familia, el cuidado de los hijos, la alimentación, la salud, la educación y su propio desarrollo personal. También hay que poner en práctica el respeto, el cariño, el abrazo, palabras de admiración, aliento, confianza y fortaleza para los integrantes de nuestra familia. Todo esto se logra con mucho amor y con Fé en Dios de que las cosas que nos proponemos van a salir bien.

MAGALY MARÍN/ GERENTE RECLAMOS SALUD/ MULTINACIONAL DE SEGUROS

Considero que ser madre ha influido en mi crecimiento como profesional a la par del desarrollo de mis hijos, cuyas edades actuales son 28 años y 20 años.  Explicar a mis hijos que no podía esperarlos en la salida del colegio o por qué dependía de una tercera persona que los cuidara mientras trabajaba para colaborar sustento del hogar no era fácil, pero aprendí y eso me enseñó a comunicarme con mis empleados mejor.

En el año 2000 me asignaron como Jefe de Siniestros y me resultaba difícil la comunicación con mi equipo de trabajo porque pensaba que si no les hablaba con carácter no lograría que cumplieran las instrucciones. En oportunidades la edad influía al reclamar mi atención en un mismo momento. Es difícil conocer los intereses y aspiraciones de cada uno de tus empleados en poco tiempo, sin embargo, en esta evolución utilizo la escucha activa a nivel laboral y personal, compartiendo con ellos experiencias vividas de manera empática y los oriento en su formación constante con transparencia siendo efectiva la relación diaria.  He logrado conocerlos manejando la inteligencia emocional, delegarles responsabilidades, mantener el respeto y la confianza basados en la comunicación a puertas abiertas.

También aplico la conciliación como herramienta ante una situación de inquietud que presenten algunos de los integrantes del equipo contribuyendo a disipar dudas, crear acuerdos y a mantener la armonía en el entorno laboral. Luego de esta reflexión y en la época actual en las que observamos madres muy jóvenes con deseos de desarrollarse profesionalmente y compartir su tiempo entre la continuación de sus estudios y crianza de sus hijos, Multinacional de Seguros les permite formar parte de la Empresa sin discriminarlas por esta condición, pienso que así como tengo la oportunidad de formar parte del equipo gerencial, ellas también pueden mantener la perseverancia, formarse y apostar a su éxito de la mano de una institución que cree en ellas.

ANDREINA LARROVERE/ SUBGERENTE PRODUCCIÓN / MULTINACIONAL DE SEGUROS

Pienso que  el ser madre no es una limitante para asumir posiciones de liderazgo, todo se resume en saber cómo llevar un equilibrio entre ambas cosas y ser muy organizada, si haces una buena planificación no debería haber inconveniente; por supuesto como todo plan de acción esta planificación puede sufrir cambios o mejoras en el camino hasta que se logre el equilibrio entre ambas responsabilidades, para esto es necesario saber con quienes se cuenta para dar soporte en el momento que requieras apoyo de tus familiares o amigos.

A mí me ha funcionado el anticiparme a los hechos y tener un plan para cada situación, no siempre se sabe lo que puede ocurrir a futuro, pero lo que sí podemos plantearnos es posibles escenarios y conversar con las personas que pensamos nos pueden apoyar para saber si contamos con ellas en caso de alguna contingencia.

La administración del tiempo también es clave y por su puesto contar con un equipo de trabajo bien cohesionado que sepa y esté claro de cuáles son sus responsabilidades y el plan de acción a seguir.

MARICELL MORANTES/ COORDINADORA DE RECURSOS HUMANOS/ BRAVOS DE MARGARITA

Mi experiencia como madre y profesional ha sido una montaña rusa, ya que por haberme hecho madre tan joven ha sido todo un desafío a lo largo de mis estudios universitarios y en el ejercicio de mi carrera profesional. Soy madre desde los 16 años, actualmente estoy divorciada y soy madre y padre para mis hijas que ahora tienen 15 y 12 años, las cuales definitivamente son el motor que mueve mi mundo.

En el ejercicio de mis funciones el hecho de ser madre me ha sensibilizado en algunos aspectos al momento de presentarse alguna situación determinada, ya sea porque he pasado por la misma situación o por el contrario ser más estricta ya que como madre hay situaciones que no se deben permitir en el ámbito laboral.  Ser ama de casa y trabajar definitivamente me ha ayudado a tener más organización y en la medida que he podido llevar un cronograma como lo hago en mi hogar, por ejemplo, en casa realizo las compras siempre los mismos días. De esa misma manera trato de llevar un orden para mis actividades laborales diarias.

Mi opinión al contratar una profesional que sea madre definitivamente le da compromiso con la organización y por ende los resultados obtenidos como trabajadora la llevan a superarse y eso hace un efecto dominó ya que estando bien ella está bien su familia y es una cadena que no se rompe.

LINNETTE NAVARRO/ SUBGERENTE FIANZAS/ ASEGURADORA ANCON, PANAMA

Inicié mi carrera profesional en el año 1994, en Aseguradora Ancón S.A., cuando solo éramos un grupo de 13 personas, en la posición de recepcionista y secretaria del Gerente General, después de 10 años en ANCON, se me presentó la oportunidad en otra aseguradora de crecer profesionalmente y decido tomar ese reto, que fue de gran ayuda para fortalecer mis conocimientos, luego de unos años se me presenta nuevamente la oportunidad de trabajar en Aseguradora Ancón, como suscriptora de fianzas y finalmente logro cumplir con unas de mis metas y es obtener la posición de Subgerente de Fianzas, cargo que ocupo a la fecha, con más de 23 años de experiencia en la industria de seguros y especialista en el ramo de fianzas.

Como madre y profesional, no es fácil, pero tampoco imposible, lo importante es amar lo que hacemos y tener metas claras, para mantener un equilibrio y poder cumplir con cada una de nuestras etapas, que al final y con la voluntad de Dios, es el legado que le dejamos a nuestros hijos.

 

Resaltamos en negritas las palabras claves que estas extraordinarias mujeres madres mencionan en sus testimonios, como producto del aprendizaje maternal aplicado a la gerencia.  Estas mujeres rompen el mito de que una madre no rinde igual en el trabajo que un hombre y confirman la tesis de que la maternidad trae enormes beneficios a las organizaciones en términos de productividad y eficiencia. Agradecida por haber compartido sus más íntimas experiencias con tod@s.

Author: Susana Reina

Psicóloga. Magister en Gerencia de Empresas. Coach Ontológico Empresarial.
Vicepresidenta de Desarrollo Corporativo Grupo Multinacional de Seguros
Directora Fundadora de FeminismoINC. Venezolana.
Feminista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 thoughts on “MATERNIDAD y GERENCIA

  1. Mil felicidades a todas las madres, luchadoras, emprendedoras, valientes, perseverantes, llenas de amor para dar y recibir,.

    Excelente todas las entrevistas, me llenan de energías positivas.

    Posted on Mayo 15, 2017 at 10:26 am
  2. Gracias a ti por este espacio que nos das para que otras mujeres se inspiren.

    Posted on Mayo 15, 2017 at 1:07 pm