Así lo expresaron con mucha pasión Chanela. Vanessa. Zaida, Judeska, Claire y Elsirah la tarde del 18 agosto en un Conversatorio organizado por FeminismoINC “Hablemos de Feminismo”. Nos dimos cita para poner sobre la mesa cuáles son los principales retos que como feministas tenemos para llevar a muchas mujeres al convencimiento de que la defensa por nuestros Derechos es impostergable.

Una buena noticia es que gracias a que muchas jóvenes de la nueva generación están realizando sus estudios en Holanda, y  por el modelaje de la forma de conducirse de las holandesas que viven en la isla, las mujeres en Curacao están cambiando. Ellas dicen que ahora hay mucha mayor determinación, mayor resistencia a adoptar modelos de opresión, mayor tasa de divorcios que hace unos años y mayor conciencia de que tu vida te pertenece. Ahora hay más mujeres que deciden vivir con un hombre sin casarse, o vivir solas, o trabajar, o no tener hijos sin que eso sea un problema.

Las madres de las presentes en la mesa, no aprueban sus decisiones, las critican por su forma de rebelarse y su independencia porque para ellas eso nunca fue una posibilidad. Ser feminista es ser autónoma y esto les trae fricciones evidentes con las mujeres de anteriores generaciones.

cur1Transcribo aquí algunas de las expresiones que mejor dan cuenta del espíritu y ánimo de estas mujeres acerca del tema:

“Las mujeres aquí no quieren enfrentar la situación real, ponen paños de agua caliente a sus problemas conyugales. Nuestras madres nos dicen que los hombres son así, que las cosas son así”

“Básicamente las mujeres le tenemos miedo a la soledad financiera. La sociedad espera que a tí te proteja un hombre. Cuando un hombre está presente en casa muchas cosas se resuelven”

“La presión para casarte joven y tener hijos es fuerte”

“Hay miedo de hablar, nos criaron sumisas, pensando que el hombre es quien tiene la palabra, pero eso está cambiando”

“Cuando dices lo que quieres eres una mandona, una boca grande”

“A los hombres les asusta una mujer fuerte, porque ellos creen que una mujer no sabe nada, que ellos son los que saben.. Por eso cuando una mujer demuestra que sabe ellos no saben qué hacer con eso”

“Muchas vivimos con hombres que entienden que la carga doméstica debe distribuirse entre todos, pero no todos son así. Hay mucho hombre criado por madre machista que le hace sentir que es el centro del universo y cuando se casa, la mujer debe seguir a su servicio. En la educación está la clave para romper con el ciclo de sumisión”

Señalan que en las empresas aún hay mucha tela que cortar. Los ejecutivos masculinos no ayudan a las mujeres a ser promovidas. Las ven como competencia, con miedo a perder su autoridad si dan espacio a las mujeres. La presencia de mujeres en las juntas directivas es muy escasa porque para un hombre aceptar que la mujer gane más dinero o que tenga mejores ideas, es amenazante para su trayectoria y su medio de pares hombres. Ellos deben mantener un estatus y su mundo de privilegios a costa de lo que sea, por presión social. Por eso, piensan ellas, el feminismo les conviene.

Les pedí que definieran con sus palabras qué es una feminista: “Una feminista es una mujer interdependiente, punto medio entre la dependencia y la independencia; es una mujer preparada, decidida, con coraje y agalla para hacer las cosas. Desobediente, rebelde y retante. Es una fiel colaboradora y apoyadora de otras mujeres, que cree que sí es posible trabajar con otras mujeres. Es una abanderada del cambio, que sabe que para que esta sociedad se transforme debe estar preparada para la pelea. Una feminista es una curazoleña que va por sus metas con sus propios pies y su propia voz

Bravo por la Mujer Feminista de las Antillas!

cur2

Author: Susana Reina

Psicóloga. Magister en Gerencia de Empresas. Coach Ontológico Empresarial.
Vicepresidenta de Desarrollo Corporativo Grupo Multinacional de Seguros
Directora Fundadora de FeminismoINC. Venezolana.
Feminista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *